The product has been added to your cart

badinas, ratán

Descubre el arte de azotar con las badinas y los bastones

¡Redescubre el arte de azotar con bastones y badinas! Recibe o inflige dolorosos castigos con estos míticos objetos SM. Dar azotes con las manos desnudas está bien, pero con accesorios es aún más divertido.

per page
Showing 1 - 6 of 14 items
Showing 1 - 6 of 14 items

¿Qué es una daga? ¿Qué es un bastón SM?

Las badinas, los rattans y los bastones son varas más o menos flexibles que se utilizan en el ámbito del BDSM. Los ratanes se llaman así porque estas varillas se fabricaban originalmente con madera de ratán, un tipo de palmera que se utiliza a menudo en cestería porque es muy flexible.

¿Por qué utilizar un ratán o una badina?

El uso de un accesorio como un bastón te permitirá llevar tu práctica BDSM un paso más allá. Los bastones y las varas suelen dejar una impresión mucho más vívida en la mente del sumiso que una simple paliza, dada con la mano. El dolor también es más fuerte. Interesante para quienes se han acostumbrado a recibir golpes sin accesorios y quieren pasar al siguiente nivel. Para los que les gusta recordar una noche loca, la badina es conocida por marcar la piel, dependiendo de la intensidad con la que se utilice. Luego puedes mirar tus pocos moretones como un recuerdo del placer que sentiste.

El Badine en el BDSM

El mundo del sadomasoquismo tiene una amplia gama deaccesorios BDSM accesorios que giran en torno al tema del castigo. Los azotes vienen en versiones más o menos dolorosas, con el uso de látigos o palaspor ejemplo. Los azotes suelen ser muy excitantes para ambos miembros de la pareja. También es un momento intenso de unión, en el que el sumiso se deja llevar por completo. La confianza que se otorga a la persona dominante durante una sesión con un ratán es un testimonio del vínculo especial que existe entre los dos socios. Sería simplista decir que los bastones y las varas sólo se utilizan para las relaciones sexuales y los escenarios eróticos, con el fin de jugar una corrección severa. Para los habituales del dominio SM, aquellos que mantienen una relación de sumisión/dominación con una o varias parejas, el ratán es un auténtico objeto de disciplina. En el día a día, permite al amo llamar al orden a su sumiso si no está satisfecho con su comportamiento. Tenga la seguridad de que también puede utilizar un bastón ocasionalmente para divertirse con su pareja, sin experimentar una dominación continua.

¿A qué tipo de juegos puedo jugar con un bastón SM?

Un bastón ofrece grandes perspectivas para el juego erótico. Si dominas, puedes ordenar a tu compañero que cuente los golpes en voz alta. Un error puede ser entonces el pretexto para una corrección aún más severa. Esta práctica también te permitirá superar tus límites. Como sumisa, podrás establecer objetivos de resistencia al dolor y evaluar tus progresos.

El bastón SM es un objeto asociado a bastante dolor. Para no precipitarse y saborear el subidón de excitación y placer, opta por accesorios BDSM menos exigentes físicamente al principio. Puedes empezar con algo pequeño, como una plumapor ejemplo. Las cosquillas provocadas por este objeto agitarán deliciosamente a tu pareja. Luego puedes pasar a accesorios más orientados a las nalgadas, como un maricón o una fusta. Los golpes con estos objetos son generalmente bien tolerados. No son muy dolorosas y permiten que la piel se caliente gradualmente. Si crees que tú y tu compañero estáis preparados para ir más allá, coge tu daga y dale a tu compañero unos cuantos golpes cortos. Puedes variar la fuerza, la intensidad y la frecuencia de los golpes para sorprender a tu sumisa.

¿Qué otros accesorios BDSM debería utilizar para mejorar la experiencia?

Puedes dar un nuevo giro a tu sesión en función de los accesorios que decidas utilizar, además del bastón SM. Si, como dominante, desea inmovilizar a su pareja sumisa mientras es azotada, tenga cuidado de sujetar sus pies y/o manos con esposas, barras de esparcimiento o cuerdas. También puedes sujetar a tu sumisa de una forma más sutil que el bondage, utilizando pinzas para senos o palos tailandeses, por ejemplo. Estos accesorios provocan un dolor adicional al menor movimiento, ya que tiran de los pezones. Esto debería disuadir a tu pareja de moverse cuando le corrijas con un ratoncito.

También puedes centrar tu sesión en la dominación psicológica jugando con los sentidos. Al privar a su pareja de la vista, con una venda en los ojos o un gorropuedes controlarlo fácilmente y hacerle pasar una deliciosa tortura psicológica. Como no puede verte, tu sumiso no puede anticipar los golpes de la vara y espera constantemente las descargas. La privación sensorial aumenta el impacto del bastón durante la sumisión/dominación.

El potencial erótico de los bastones y las badinas

El bastón es uno de los accesorios BDSM con mayor potencial erótico. Sentirás un cosquilleo con sólo verlo. Un pequeño golpecito aquí y allá es una buena manera de poner en marcha todos los sentidos. El sonido de una daga que atraviesa el aire antes de alcanzar su objetivo es inconfundible, como un suave silbido que acaricia los oídos. El taco te da entonces un poder inmenso. Con un solo golpe en el aire, el sonido característico excitará a su sumisa. Oír el sonido de la daga es la señal para una intensa sesión de dominación, la promesa de futuras delicias. Incluso antes de que comiencen tus juegos eróticos, tu pareja ya está en tus manos.

¿Qué partes del cuerpo deben evitarse cuando se utiliza un bastón o una caña?

Las partes carnosas del cuerpo, como los muslos y las nalgas, son los mejores lugares para golpear con un bastón. Estos son también los lugares que darán más sensación. Nunca debes golpear el estómago con un palo. Existe un alto riesgo de daños internos si se golpea un órgano vital. El objetivo de esta práctica no es herir a la persona, sino permitirle experimentar la sumisión a través de un dolor soportable. No debería haber ningún peligro para la sumisa que confía en el amo. Por lo tanto, no golpee el estómago, la cabeza, el cuello u otras partes frágiles del cuerpo. Puedes golpear el sexo o los pechos de tu sumisa, pero los golpes no deben ser violentos o la lastimarán. Deben ser suaves, como un bocado antes de pasar a zonas más adecuadas, como las nalgas.

¿Cómo elegir su bastón SM o su badina?

Fíjese bien en estos criterios esenciales a la hora de elegir su caña o ratán.

La forma

Hay bastones redondos y planos. Estos últimos producen un sonido más fuerte al impactar, ya que la superficie que entra en contacto con la piel es ligeramente mayor. Sin embargo, esto también hace que el impacto sea menos doloroso. La energía liberada en el impacto tiene una mayor superficie para disiparse. Tú decides qué quieres conseguir con este accesorio. Las palas no siempre son palos rectos. Algunos tienen un extremo curvo. Hay modelos con correa, que resulta muy útil durante una sesión de castigo con golpes intensos y repetidos. Los bastones sin correa de seguridad son más adecuados para la disciplina diaria, para pequeños golpes de vez en cuando.

El material

Los bastones y badinas más clásicos son de madera, normalmente de ratán. Para aumentar su flexibilidad, algunos modelos están recubiertos de cuero o látex. Esta característica también tiene la ventaja de hacer que los golpes sean menos mordaces y más soportables. Por lo tanto, estos modelos son más adecuados para los principiantes. Son más cómodos de usar si nunca has probado este accesorio BDSM. También dejan algo menos de marcas en el cuerpo.

La longitud

Al igual que con los látigos o vencejos, cuanto más largo sea el objeto, más difícil será de controlar. Con una caña corta, podrá realizar golpes precisos y, por tanto, tendrá una práctica más segura. Hay menos riesgo de herir a tu pareja con un golpe involuntario. Otra ventaja de los bastones cortos es que la persona dominante permanece físicamente cerca de la sumisa cuando utiliza el instrumento. Puede ser muy tranquilizador sentir que el amo no está lejos, especialmente para las sumisas menos experimentadas. Una vez que haya adquirido cierta experiencia, puede pasar a modelos más largos si lo desea.

Precauciones de uso

  • Los golpes con un bastón o una daga suelen dejar marcas. Los hematomas y las marcas rojas pueden durar semanas o meses. Asegúrate de que tu pareja está totalmente dispuesta. Asegúrate de que es consciente de las marcas que puede dejar y de que esto no es un problema.

  • La "palabra de seguridad" es esencial siempre que se utiliza un bastón o un ratán. El dolor puede ser intenso y se necesita mucho tiempo para aprender a manejarlo. Es muy importante acordar una palabra antes de la sesión que detenga la paliza si ya no puedes soportarla.

  • Algunos días, una persona sumisa no podrá soportar tan bien los golpes y el impacto psicológico que puedan tener. Esto puede deberse al cansancio, al estrés o simplemente a un mal día. Si eres dominante, tómate el tiempo necesario para evaluar el estado físico y mental de tu sumiso para adaptar la sesión.

  • Si eres principiante en este campo, no utilices golpes demasiado potentes. A menudo no nos damos cuenta de lo fuertes que somos cuando manejamos un bastón. Escucha a tu pareja para que aprendas a controlar la fuerza de tus golpes. A continuación, dependiendo de tus intenciones, puedes modular la intensidad de las descargas y hacer que tu pareja se estremezca de placer.

  • No olvides limpiar tu caña después de cada uso, sobre todo si cambias de pareja regularmente. Si su bastón está cubierto de cuero o látex, pase a productos de limpieza especializados. Preservan el estado del material y garantizan una higiene impecable.