The product has been added to your cart

Lubricante de silicona

Un aliado para el sexo anal

Tanto si desea prepararse para la penetración anal como prolongar sus momentos íntimos en largas sesiones de placer, el lubricante de silicona contribuye a su bienestar.

per page
Showing 1 - 6 of 8 items
Showing 1 - 6 of 8 items

¿Qué es un lubricante de silicona?

El lubricante de silicona es un tipo de lubricante íntimo creado para facilitar las relaciones sexuales al ser un excelente sustituto de las secreciones vaginales naturales. Aplicado sobre los genitales o sobre un preservativo, facilita la penetración ofreciendo un deslizamiento incomparable. Ya sea por razones médicas o por placer, no ignore los lubricantes a base de silicona: están ahí para mejorar su sexualidad.

¿Por qué elegir un lubricante de silicona?

El lubricante de silicona es hipoalergénico y seguro, además de hidrófobo. Esto significa que se deposita en la superficie del epitelio y no penetra en la mucosa. Por lo tanto, no tiene propiedades hidratantes, pero sustituye fácilmente a la ciprina al proporcionar una lubricación cinco veces superior a la de otros productos. Por eso, aunque se sabe que los lubricantes de silicona son más apropiados para el sexo anal, también son muy populares para la penetración vaginal.

Hay muchas razones para utilizar lubricante de silicona: alteraciones hormonales como la menopausia, sequedad íntima, lubricación natural insuficiente, roces no deseados o molestias durante el coito vaginal. Los lubricantes a base de silicona simplemente remedian estos problemas mejorando la comodidad y el bienestar durante las relaciones sexuales. Además, no se pega y es fácil de limpiar.

Poder lubricante superior

El secreto del lubricante de silicona reside en su baja evaporación, que lo hace duradero durante el coito. Como no penetra en la piel y permanece en la superficie sin secarse, su textura resbaladiza es muy superior y permanece durante mucho tiempo, incluso fuera del cuerpo. Por eso se utiliza a menudo para masajes o largas sesiones eróticas. Además, sus características hidrófobas permiten utilizarlo para jugar en el agua. Por último, sustituye a la vaselina, desaconsejada por sus numerosas propiedades incompatibles con el cuerpo humano.

Para penetración anal.

La reputación del lubricante de silicona se ha construido principalmente en el sexo anal. Tanto si se trata de sodomía como de fisting, es el mejor producto para este fin. En efecto, dado que el ano no tiene una secreción natural como la vagina, es absolutamente indispensable lubricarlo bien antes de cualquier penetración, ya se trate de una falange para probar, de un plug anal, de un pene o de un puño entero. De lo contrario, corres el riesgo de lesionar a tu pareja debido a la fragilidad de la zona anal y del tejido circundante.

Otro punto importante a tener en cuenta es el aspecto psicológico. Durante el coito anal, tanto si eres principiante como experto, el lubricante te permite sentirte más sereno antes de la penetración. El cuerpo está más relajado, el ano también, y los riesgos de dolor son entonces bajos o incluso nulos. Además, una lubricación insuficiente o inexistente es el primer factor de dolor durante la sodomía, que pueden sentir ambas partes. Así que no dudes en utilizar la cantidad necesaria durante tus relaciones sexuales: el lubricante de silicona aporta bienestar y comodidad a ambos miembros de la pareja.

¿Cómo elegir su lubricante?

Con la multitud de productos que se ofrecen, las numerosas marcas y la posibilidad de recurrir a un lubricante de base acuosa, ¿cómo elegir el que más le conviene?

¿Cuáles son las diferencias entre los lubricantes de silicona?

La composición es el primer factor a tener en cuenta a la hora de elegir un lubricante de silicona. Algunos son perfectamente neutros y otros están perfumados, por ejemplo con monoi, para servir tanto de aceite de masaje como de lubricante. Además, un aroma vacacional tiene un efecto psicológico en quienes lo utilizan, ya que relaja de inmediato. Sin embargo, para un efecto más relajante, existen lubricantes de silicona que ofrecen una sensación de adormecimiento y hormigueo para ayudar a relajar el ano antes de la penetración. El lubricante de silicona con aceite de clavo también es útil para anestesiar ligeramente la zona anal, además de tener propiedades antiinflamatorias y antifúngicas. Las diferencias también están en la textura: un lubricante de silicona puede ser fluido con un tacto satinado, o más espeso para ayudar en ciertas prácticas como el fisting. Como alternativa, siempre puedes recurrir a un lubricante especial para puños, diseñado específicamente para esta práctica.

En cuanto al envase, los lubricantes de silicona se presentan en tubos o bombas con tapón a presión para facilitar su uso durante las relaciones sexuales, sobre todo cuando se desea rellenar una dosis en un santiamén. La cantidad también es un factor importante si utiliza lubricante con mucha regularidad.

¿Cuál es la diferencia con el lubricante a base de agua?

El lubricante a base de agua hidrata las mucosas y alivia los síntomas de la sequedad vaginal. También restablece el equilibrio del pH y es compatible con los juguetes sexuales. En cambio, el lubricante de silicona es cinco veces más deslizante que el de base acuosa, es completamente hidrófobo, no se seca, puede utilizarse para masajes, no afecta a la flora vaginal y dura cuatro veces más porque en él no pueden crecer bacterias. Además, es mucho más recomendable para el coito anal que los lubricantes de base acuosa, que requieren repetir una dosis considerable a lo largo del coito.

¿Cuáles son las recomendaciones para el lubricante de silicona?

¿Es el lubricante de silicona totalmente seguro para el cuerpo y las prácticas sexuales? Encuentre las instrucciones relacionadas con su uso para una utilización transparente y segura.

¿Es compatible el lubricante de silicona con los preservativos?

Sí, ambos productos son totalmente compatibles, e incluso se recomienda el uso de lubricantes de silicona con preservativos de látex. De hecho, es la que más se aplica a los preservativos, por lo que es probable que ya la hayas utilizado sin saberlo. Y como el látex y la silicona combinan bien, los fetichistas suelen utilizarla para pulir la goma de sus trajes.

¿Se puede utilizar lubricante de silicona con juguetes sexuales?

Es bien sabido que los lubricantes de silicona no son recomendables, o incluso están totalmente prohibidos, para el uso de juguetes sexuales fabricados con el mismo material. Esto se debe a las moléculas de silicona líquida que se filtran en el juguete. Las reacciones químicas resultantes simplemente degradan la silicona hasta el punto de deformarla o desintegrarla. Si sus consoladores son de silicona, es aconsejable elegir un lubricante a base de agua. Sin embargo, muchos fabricantes de juguetes sexuales de silicona están buscando alternativas para que ambos sean compatibles, así que si tienes dudas, lee atentamente las instrucciones. Sin embargo, para los juguetes sexuales de metal, cristal o plástico, puedes utilizar un lubricante de silicona sin problemas.

¿Es necesario utilizar un lubricante adaptado a cada práctica?

Idealmente, sí. Pero más concretamente, se trata de encontrar el lubricante que mejor se adapte a tus prácticas sexuales y a tus gustos. Por ejemplo, el lubricante de silicona no es desaconsejable para el sexo oral, pero su textura aceitosa y su sabor pueden desanimarte. Por otro lado, es esencial para el sexo anal. En cuanto a la penetración vaginal, todo depende de la persona en cuestión, de su flora íntima, de las sensaciones que busque o de su propia sensibilidad. También puedes hacer diferentes pruebas y ver qué te conviene más en cada situación. En cualquier caso: no te saltes la lubricación por tu propio bienestar.

¿Existe alguna contraindicación para el lubricante de silicona?

La mayor contraindicación es la incompatibilidad con los juguetes sexuales de silicona. En términos de salud y bienestar, es un excelente regulador de las secreciones naturales, ya sean insuficientes o abundantes. Sin embargo, no se recomienda a las mujeres embarazadas, ya que podría ralentizar la progresión de los espermatozoides y, por tanto, reducir la fertilidad durante el coito. Tampoco se recomienda a mujeres con irritación sexual porque la glicerina puede exacerbarla. Los lubricantes perfumados con glucosa no se recomiendan en estos casos, ya que pueden empeorar las infecciones o el picor en personas sensibles a ellos. En general, si tu flora vaginal es frágil, es mejor optar por un lubricante a base de agua.

En cuanto a la composición, si le preocupa la presencia de ciclopentasiloxano (un siloxano cíclico también conocido como Silicona D5) en su lubricante, especialmente por el medio ambiente, puede recurrir a una alternativa que no lo contenga. Puede que el deslizamiento de tu lubricante de silicona sea ligeramente menor, pero puedes utilizarlo sin remordimientos y seguirá siendo más eficaz que un lubricante a base de agua.

¿Cómo se utiliza un lubricante de silicona?

No necesita instrucciones, se utiliza de la misma forma que otros lubricantes. Puedes ponértelo en la mano para masajear el pene, verterlo directamente sobre las partes íntimas de tu pareja o ponerlo sobre el preservativo. No escatimes en la cantidad: cuanto más utilices, mejor será tu sexo. Sin embargo, recuerda limpiar después con agua y jabón, ya que la silicona no se seca sola. Además, es importante saber que el lubricante de silicona mancha los tejidos: así que recuerda poner una toalla o sábana especial debajo si valoras tu ropa de cama o de vestir.

Preparación para la penetración anal

Ya sea con un pene o con juguetes como un arnés consolador, por ejemplo en el pegging, o para una práctica BDSM más dura como el fisting, hay que preparar bien el terreno para que tu pareja se sienta cómoda y pueda experimentar placer sin ningún dolor. Puedes empezar creando un ambiente relajante con velas y música. No tengas miedo de empezar con un masaje: ésta es la ventaja de algunos lubricantes de silicona versátiles. Hable con su pareja hasta el final, pregúntele cómo se siente, si le gusta, si se siente preparado... Proceda a su propio ritmo.

Tómatelo con calma y suavidad, sobre todo si es la primera vez. Puedes utilizar estimulantes o poppers para ayudar a dilatar el ano o adormecer la zona anal. Si vas a darle un puñetazo a tu pareja, utiliza guantes de látex desechables: no es sólo una cuestión de higiene, sino también de prevención, para ambos.